Entradas recientes
Pulseras de perlas | Perlas online
15599
single,single-post,postid-15599,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_with_content,width_470,qode-theme-ver-9.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive

Pulseras de perlas

Pulsera de perlas

08 Sep Pulseras de perlas

Las pulseras de perlas nunca pasarán de moda. Junto con los collares de perlas, la pulsera es un tipo de joya atemporal.

Las brillantes perlas con una superficie prácticamente impecable se suelen trabajar a mano para fabricar estilosos accesorios. Una joya de perlas auténticas es un lujo que debes concederte alguna vez.

Las pulseras de perlas te van a ayudar a brillar, a manifestar la máxima expresión de lo que eres.

Pulseras de perlas para potenciar tu estilo

Una pulsera de perlas presenta la combinación perfecta para tu collar de perlas y tus pendientes de perlas.

Asimismo, este tipo de pulsera supone la joya perfecta para combinar con una blusa, un vestido de noche o el traje para la oficina. Para cualquier evento podrá escoger como joya única su pulsera con perlas.

Si la forma de las perlas de tu pulsera es casi perfecta hará que el conjunto consiga un efecto armonioso y cautivador.

Colocadas una al lado de la otra consiguen fascinar a través de su precioso resplandor y su suave brillo.

Pulseras de perlas, no sólo perlas

El toque final de una pulsera de perlas se lo aporta el cierre. Suelen ser habituales en los trabajos de calidad los cierres de bola o de mosquetón.

Los cierres deben ser de fácil manejo y seguros. De esta manera sabes que podrás colocarte fácilmente la pulsera con perlas en cualquier situación y además, sabes que permanecerá en tu muñeca hasta el momento en el que decidas quitártela. Suena a verdad de perogrullo, pero hay veladas y ocasiones propicias para el desastre. No arriesgues.

Para estos cierres se suelen utilizar aleaciones de oro amarillo y oro blanco y plata de la mejor calidad, pues aportan a estas pulseras un toque especial.

En los trabajos cuidados de alta gama, se suelen rematar las pulseras con la técnica de anudado, que consiste en hacer un nudo tras colocar cada una de las perlas. Se trata de una costosa técnica que garantiza un look simétrico y uniforme a la pulsera de perlas.

Pulseras con auténticas perlas cultivadas

Tanto si se trata de las misteriosas y oscuras perlas de Tahití, como de las perlas blancas o color champán del Pacífico, las perlas cultivadas hacen de una pulsera de perlas la joya perfecta.

En distintos tamaños y diámetros, estos productos de la naturaleza se convierten en pequeñas obras maestras.

Las perlas casi completamente redondas componen pulseras de diferentes longitudes.

Las longitudes más habituales de estas pulseras: 17, 19, 20 y 21 cm, pero siempre hay margen para variar estas medidas dependiendo de tus necesidades de personalización.

Te vamos a dar un consejo. Para que una pulsera con perlas consiga fascinar no sólo tiene que tener perlas de cultivo en color blanco o champán. A través de una combinación de perlas de color pastel, se consigue alcanzar una nueva dimensión en este tipo de joyas.

Para conseguir un estilo original y especial, puedes complementar las pulsera de perlas multicolor con el colgante de perlas también multicolor.

Este modelo de pulsera multicolor puede presentar la gama de colores que más realce tu belleza: colores blanco, albaricoque y lila, convirtiéndose de este modo en una joya de lo más expresiva.

Las pulseras de colores tienen un fuerte resplandor, una superficie impecable y un brillo tan intenso que resultan tan exclusivas como las pulseras de perlas de cultivo blancas.

Tu pulsera de perlas es un inestimable aliado para sacar lo mejor de ti misma en los momentos más importantes. Ponte una de ellas y vuela.

.