Entradas recientes
Perlas de agua dulce
15453
single,single-post,postid-15453,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_with_content,width_470,qode-theme-ver-9.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive

Perlas de agua dulce

recuento perlas de agua dulce chinas

11 Abr Perlas de agua dulce

Las perlas de agua dulce cultivadas , junto con las auténticas perlas naturales, son las más apreciadas en joyería.

Descubre con nosotros más acerca del origen, la amplia gama de colores y la riqueza de formas de las perlas cultivadas de agua dulce.

Características de la perla de agua dulce

La mayoría de perlas nacen en las ostras Hyriopsis cumingii y Hyriopsis schlegeli y tienen un tamaño de 2 a 15 mm.

Las perlas de cultivo de agua dulce redondas son muy populares. Sin embargo, las perlas gemelas, o las que presentan forma de moneda, diente de dragón, lenteja o forma de cruz se han convertido en fascinantes piezas de joyería.

Las perlas de agua dulce sin núcleo de los ríos y lagos de China están formadas por miles de capas de nácar concentrado, lo que las hace muy parecidas a las perlas naturales.

Las perlas naturales se forman capa a capa desde su centro y son las más solicitadas en joyería.

Los orígenes de las perlas de agua dulce

Fue en los años 60 cuando se empezaron a cultivar perlas en China. Por fin resultó posible cultivar perlas sin tener que implantar el núcleo en la ostra.

De esta manera comenzaron a producirse perlas de agua dulce. Se trataba de pequeñas, alargadas e irregulares perlas, que recibieron el nombre “perla grano de arroz” por su forma característica.

Tras varios éxitos de cultivo y recolección, fruto de la pasión que despertó la “perla grano de arroz”, ésta invadió el mercado y disminuyó su precio.

Los “crispies de arroz” se produjeron masivamente y en los años 70 (acorde con la moda del momento) se empezaron a cultivar en rosa intenso, lila, azul y amarillo.

Los cultivos asiáticos de perlas de agua dulce entraron en un callejón sin salida y perdieron su reconocimiento en el mercado internacional de perlas.

Resurgimiento de las perlas de agua dulce

Los intentos de cultivo, cruces e investigaciones en torno a las condiciones de vida de las ostras, así como la mejora de las técnicas de implantación y la optimización de procesos se han seguido llevando a cabo.

Hoy en día se siguen investigando distintos métodos de cultivo.

Según los resultados obtenidos a principios de los años 90, se podían cultivar perlas de agua dulce sin núcleo de 5 mm aproximadamente, que eran casi totalmente redondas y de color blanco intenso. Por la forma que presentaban, estas perlas recordaban a la patata o al huevo.

Más tarde se empezaron a producir las primeras perlas de agua dulce redondas y se convirtieron en las principales competidoras de las populares, redondas y blancas perlas Akoya cultivadas en Japón.

En 1977 se empezaron a ofertar series de perlas completamente redondas con un diámetro de 9,5 mm.

Además, gracias a estas investigaciones se consiguieron cultivar perlas con una gran variedad de formas: ovaladas, lisas, de botón, así como una amplia gama de colores: malva, rosa, violeta, lila, púrpura, naranja, salmón y albaricoque así como dorado y marrón.

Las perlas de agua dulce cultivadas han vuelto a resucitar y su popularidad ha aumentado en los últimos años.