Entradas recientes
Perlas Akoya
15467
single,single-post,postid-15467,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_with_content,width_470,qode-theme-ver-9.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive

Perlas akoya

Perlas Akoya

25 Abr Perlas akoya

Las simétricas y redondas perlas Akoya de agua salada fueron las primeras perlas que, tras largos intentos de cultivo, se comercializaron con éxito en el mercado internacional de perlas a inicios del siglo pasado.

A lo largo de los años veinte y treinta, fue tal la demanda de este producto natural de cultivo que a mediados del siglo, las deseadas perlas orientales estuvieron a punto de desaparecer del mercado europeo y americano.

Las perlas Akoya crecen principalmente en una frágil ostra de cultivo llamada “Pinctada martensii“ o “Akoya-gai“ en japonés. De este modo adopta la perla Akoya el nombre de su ostra.

Cultivo y yacimiento de la perlas Akoya

Las perlas Akoya son perlas cultivadas que se desarrollan en las granjas perlíferas en las lagunas de la costas del suroeste de Japón. Una de las bahías más conocidas es la de Ago-Bay.

Hace aproximadamente diez años tuvieron lugar cruces experimentales entre distintos tipos de Pinctada en granjas perlíferas de cultivo de Akoyas de los mares de China, Vietnam y Corea.

Sin embargo, el éxito de estos cultivos ha disminuido considerablemente durante los últimos años. Las perlas Akoya son ahora menos comunes que antes y por ello ha aumentado su precio.

Uno de los secretos del cultivo de la perla Akoya es la inserción del núcleo. Éste se siembra en el interior de la ostra y en un periodo de duración de 1 a 3 años se forma la perla Akoya.

En los meses de frío se reduce el crecimiento de la concha de las perlas Akoya y con ello la producción de nácar. La ostra se somete a un tipo de hibernación.
Durante este periodo, las capas que se han ido formando en las perlas Akoya muestran un brillo especial. Este brillo es uno de los que más reluce de entre todas las perlas de agua salada y refleja el espectro completo del arco iris.

La cosecha de las perlas Akoya tiene lugar en los meses de invierno, concretamente de noviembre a febrero. Es entonces cuando se comprueba si los años invertidos han dado su fruto y si el granjero de perlas verá recompensado su trabajo.

Una gran parte de la cosecha de perlas Akoya se clasifican como insuficientes. Estas perlas se utilizan para la realización de productos médicos. Solo el 5% de la cosecha de perlas Akoya es de buena calidad.

Características de la perla Akoya

El tamaño de las perlas Akoya puede abarcar de 3 a 12 milímetros, hay contados ejemplares que tienen un diámetro superior a un centímetro.

Las perlas Akoya de más de 8 milímetros son muy caras. Estas perlas suelen crecer con forma redonda, raramente presentan forma de gota o de botón y las que adoptan formas de fantasía son las piezas más singulares.

La perla Akoya es muy codiciada por su color blanco y su forma redonda.

Las clásicas perlas Akoya son de color blanco, crema y amarillo. Las preferidas por los aficionados a las perlas son las de color blanco.

De manera poco frecuente, crecen perlas de color plateado. Además, pueden presentarse colores verdosos, azulados y rosados. Uno de los colores de perla Akoya más buscado es azul y rosa con brillo púrpura.

Desde hace 100 años, la perla de cultivo Akoya nos ha acompañado durante todas las épocas de la moda. Toda mujer debería tener esta clásica joya. Esta belleza natural viste para cualquier ocasión sin parecer excesivamente arreglada, aporta un aire de naturalidad y la seguridad de llevar una pieza de joyería auténtica.

Las perlas Akoya de mejor calidad son las procedentes de Japón. Las chinas suelen presentar ciertas carencias e irregularidades.